XXXIV domingo del TO – Fiesta de Cristo Rey. “…para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad.”

 

XXXIV domingo del TO – Fiesta de Cristo Rey

«…para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad.»

 

Este domingo celebramos la Fiesta de Jesucristo, Rey del Universo. Con esta fiesta concluye el año litúrgico. Acaba el ciclo B y empieza el ciclo C. Por eso, podemos decir que celebramos la «nochevieja cristiana».

Hemos vivido un año litúrgico que comenzó con el Adviento, y siguió con el tiempo de Navidad, Cuaresma, Pascua, Tiempo Ordinario. Durante estas «estaciones» del año litúrgico hemos ido contemplando los grandes misterios de la vida de Jesús, y también los pequeños encuentros, diálogos, curaciones, signos y discursos de Jesús. A lo largo de ellos hemos ido conociendo más profundamente el misterio de su persona. Al acabar el año se nos invita a que ese conocimiento se traduzca en amor y seguimiento. Se nos invita a reconocerlo como Rey y Señor de nuestra vida y de nuestra historia.

El Evangelio de Juan de este domingo nos presenta el diálogo entre Pilato y Jesús, precisamente sobre esta cuestión. ¿Es Jesús rey? Esta pregunta la podríamos traducir así: ¿Es Jesús tu rey? ¿Es él el Señor de tu vida, el centro de tu corazón, el pilar que sostiene tu existencia, lo primero y lo más importante?

Terminemos este año litúrgico diciendo que sí, y que deseamos que él siga siendo el Rey del Universo y de toda nuestra vida.

Un abrazo y feliz domingo.

Jesús Girón
Consiliario Regional
Equipos de Nuestra Señora | Región Levante y Murcia

 

 

Juan 18, 33-37

Entró otra vez Pilato en el pretorio, llamó a Jesús y le dijo: «¿Eres tú el rey de los judíos?». Jesús le contestó: «¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?». Pilato replicó: «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?». Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí». Pilato le dijo: «Entonces, ¿tú eres rey?». Jesús le contestó: «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz».


 

Darse de baja

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies