II Domingo del Tiempo Ordinario. ¿Qué buscáis?

 

II Domingo del Tiempo Ordinario

¿Qué buscáis?

El Evangelio de este domingo recoge la experiencia de un encuentro personal, fruto de un testimonio, de un seguimiento y de un diálogo.

El testimonio es el de Juan Bautista, que indica y señala a Jesús. El seguimiento, tal vez sin mucho conocimiento, es el que inician los discípulos, pero el verdadero encuentro se da a raíz del diálogo con Jesús. Es curioso que las primeras palabras de Jesús en el Evangelio de Juan son una pregunta. Jesús no comienza su ministerio dando respuestas categóricas a preguntas, tal vez, inexistentes. Jesús primero pregunta para que el discípulo tome conciencia de cuál es su búsqueda. ¿Qué busco? ¿Por qué? ¿Dónde? ¿Qué búsquedas ocupan hoy mi mente y mi corazón, mi tiempo y mi energía? Y los discípulos se sienten movidos, y responden con otra pregunta que muestra su deseo de estar con Jesús y conocer más a fondo a esa persona que les ha cautivado y les invita a estar y permanecer con él.

En el fondo el tiempo ordinario que acabamos de estrenar es una llamada a descubrir a Jesús en lo cotidiano de la vida y estar con él. Es el tiempo de lo pequeño, sencillo y desapercibido, pero esencial donde nos jugamos nuestra relación con Jesús y con los demás.

Un abrazo y buen domingo.

Jesús Girón
Consiliario Regional
Equipos de Nuestra Señora | Región Levante y Murcia

 

 

Jn 1, 35-42

Al día siguiente, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: «Este es el Cordero de Dios». Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?». Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?». Él les dijo: «Venid y veréis». Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; era como la hora décima.

Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)». Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce: Pedro)».

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies