I Domingo de Adviento. Estad en vela

 

Comenzamos un nuevo año litúrgico, el ciclo B, acompañados por el evangelista S. Marcos. El Evangelio de este domingo nos abre al tiempo de adviento. Se trata de un tiempo que nos invita a estar atentos al Señor que volverá. No es un aviso amenazante. Es un consejo que nos ayuda a estar despiertos porque nuestro Señor, que nos ha dejado todo lo suyo vuelve. Su regreso no es una amenaza sino un motivo de alegría y de esperanza. Todos lo necesitamos y lo anhelamos.

Además, el Adviento nos predispone a vivir el encuentro con el Señor aquí y ahora en cada situación de la vida. Si nos dormimos y entramos en el sopor, en la vida chata y superficial, no nos enteraremos. ¡El Señor pasa y queremos verlo!

Que el Señor te conceda abrir bien los ojos y el corazón en este tiempo privilegiado del adviento para que puedas encontrarte con tu Señor que viene a visitarte para estar contigo.

Un abrazo y buen domingo

Jesús Girón
Consiliario Regional
Equipos de Nuestra Señora | Región Levante y Murcia

 

 

Mc 13, 33-37

Estad atentos, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje, y dejó su casa y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer: no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡Velad!»


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies