XXXI domingo del Tiempo Ordinario

No hacen lo que dicen.

El Evangelio de este domingo se encuentra en un discurso en el que Jesús hace una dura crítica a ciertas actitudes de las autoridades religiosas. El texto se puede dividir en dos partes:

Por un lado, Jesús pone en evidencia la incoherencia, la hipocresía y la vanagloria de aquellas autoridades.

Por otro lado, Jesús explica cómo debe ser la comunidad de sus discípulos. Jesús habla de relaciones fraternas, no de superioridad. En el centro de esas relaciones ha de estar siempre el único Señor y Maestro de la comunidad que es Jesús. Esas relaciones se deben caracterizar por la actitud del servicio. Ese es el verdadero poder, el de servir. Es lo que Jesús ha hecho con su vida: servir hasta el final, hasta el extremo.

Se nos invita a entrar en esa dinámica nueva de fraternidad y servicio, dejando a un lado nuestros protagonismos egoístas y estériles, y poniendo en el centro de todo lo que hacemos y vivimos la persona de Jesús.

Un abrazo y buen domingo!

Jesús Girón
Consiliario Regional
Equipos de Nuestra Señora | Región Levante y Murcia

 

 

Mt 23, 1-12

Entonces Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid todo lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos dicen, pero no hacen. Lían fardos pesados y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar.

Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filacterias y agrandan las orlas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias en las plazas y que la gente los llame rabbí. Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar rabbí, porque uno solo es vuestro maestro y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar maestros, porque uno solo es vuestro maestro, el Mesías. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido».

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies