Los Intercesores

UN POCO DE HISTORIAManos

Nuestros comienzos

 

El las páginas 136/139 del libro “Henry Caffarel

Un hombre Cautivo de Dios”, su autor Jean Allemand nos dice:

 

La carta del 25 de marzo de 1962 del Centro Director a los hogares belgas decía lo siguiente: “¡Demos gracias a Nuestra Señora! Y también a los 400 miembros de los Equipos que, en distintos países, hacen una hora de oración nocturna al mes, desde el día en que, ante las graves dificultades ocurridas en Bélgica, decidimos instituir esta oración nocturna” .Estamos ya acostumbrados a esta reacción primera e instintiva del Padre Caffarel –un instinto espiritual-: acudir a la oración en las horas inseguras, para que se cumpla la voluntad del Señor. La obra de Dios no se puede realizar más que por Dios mismo y por seres dóciles a su Espíritu. La oración le abre el camino.

 

Éste es el motivo de esta iniciativa del P. Caffarel en mayo de 1959

 

“Vengo a proponeros algo (…) Además de que el mundo necesita mucha oración, dos convicciones profundas están en el origen de la idea que os someto. La primera: solamente la oración larga es la vía que permite alcanzar la alta oración. La segunda: la oración nocturna es preciosa a los ojos del Señor “¿Acaso no podéis velar una hora conmigo?” les pedía Jesús a los Apóstoles.

 

         Propongo, pues, a los que ven en esta llamada una invitación de Dios, que se comprometan a orar durante una hora, de noche, una vez al mes (…)

 

         ¡Qué seguridad y qué fuerza para nosotros cuando sepamos que, cada noche, unos miembros de la gran comunidad orante (…) aseguran la continuidad de nuestra oración! Que intercedan por las intenciones de todos. Que pidan por las grandes voluntades del Señor sobre la Iglesia y sobre la humanidad entera”

 

         Un mes más tarde: “Más de 300 voluntarios se habían ofrecido ya. A partir de primeros de julio podremos inaugurar nuestra permanencia de oración”. (…) El número de abril de 1960 publica una carta al equipo de noche en la que aparece: “Hace ahora nueve meses que esta guardia de noche se puso en marcha. Es normal que queramos expresaros el inmenso agradecimiento de todos los que recurren a vuestra presencia ante Dios y a vuestra intercesión”. Surge una petición: dadnos vuestro testimonio sobre esta aventura.

 

Convencido por tanto, tras una experiencia ya demostrada, el Padre Caffarel, en marzo de 1960 lanza una llamada pidiendo voluntarios, para cubrir las horas nocturnas de oración entre la media noche y las seis de la mañana, sin discontinuidad.

 

         En 1964 el grupo recibe el nombre de “los vigilantes”. Son 375 matrimonios y 18 consiliarios, que siguen asiduamente en paralelo con el equipo de noche.

 

Es después de que el Padre Caffarel dejase la animación de los E.N.S., y después del encuentro del Movimiento en Roma en 1976, cuando éste extenderá su red de oración a todo el día y añadirán el ayuno y el ofrecimiento. El grupo tomará entonces el nombre de “Intercesores” y un boletín trimestral, La Carta a los Intercesores, vendrá a apoyar y animar a sus miembros

 

“Henry Caffarel” Un hombre cautivo de Dios

                                           Autor: Jean Allemand

                                           Equipos de Nuestra Señora

                                          Editorial: PPC

Actualmente somos alrededor de 4.000 en el mundo, principalmente en América Latina y en Europa, pero también en Oriente Medio, en África y en Asia. 

¿Qué somos los intercesores?

Los intercesores somos una comunidad orante (matrimonios, personas, sacerdotes, monjas) que formamos una cadena de oración casi continua, (24 horas)  en la que cada miembro se compromete a pedir a Dios por las necesidades de tantas personas que acuden a nosotros solicitando nuestra intervención. La oración intercesora es el acto de orar en favor de otro a Dios por y a través de Cristo.

¿Cómo puedo participar de la Intercesión?

Existen tres formas de ser Intercesor y puede escoger una de las tres:

  • ORACION: El intercesor se compromete a Una hora de oración mensual.
  • AYUNO: Un día de ayuno en una fecha fija (una forma de ayunar es, por ejemplo, si me gusta mucho el dulce ese día no como dulce).
  • OFRENDA: Un día al mes ofrece todas sus obras de ese día; esta opción ayuda mucho a aquellos que no pueden asegurar un compromiso regular (personas muy ocupadas, pero que ese día que ofrecen deben ser mejores, no tener mal genio, ser amables, pacientes, humildes, generosos, etc.

En España la mayoría participa a través de la oración intercesora o de mediación.

¿Cómo funcionamos?

Todos aquellos que quieran hacerse intercesores sólo tienen que inscribirse rellenando la ficha adjunta y enviarla o bien por email o bien por correo normal a la dirección siguiente:

  1. Correo electrónico:           intercesoresgabrielymarciala@gmail.com
  2. Dirección de correos:

Gabriel y Marciala Mateos-de la Cuadra
Montevideo nº 19
41013 Sevilla
Tlfno 954233334  y  639653004

Si tienen alguna petición, enviarla de igual forma a una de esas dos direcciones y por nuestra parte cada mes/mes y medio haremos llegar   las peticiones ofrecidas a cada intercesor, y cada trimestre recibirán un boletín muy simple, por el que nos sentiremos todos unidos y formaremos nuestra comunidad eclesial orante.

Sí os rogamos, que todos los que tengan correo electrónico nos lo hagan llegar pues para nosotros es más fácil, rápido y económico.

Podéis descargar aquí la Ficha de Inscripción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies