Nuestros mayores

Tanto en los encuentros de la Superregión como en nuestras reuniones del Colegio Regional, suele ser una constante la referencia a los equipos de los más mayores, con la problemática que habitualmente les acompaña, a saber: viudez, equipos que se van reduciendo hasta la mínima expresión, dificultad para acoger a otros miembros, limitaciones de movilidad con la consiguiente imposibilidad de acudir a los actos del movimiento, ….

Y es cierto, es así, todo ello se da con crudeza y está presente en el día a día de estos equipos. Sin embargo, como todo en la vida, podríamos fijarnos también en la otra cara de la moneda y ver el reto que esto supone con una mirada positiva.

Sin pretender negar lo evidente de las dificultades ¿no es verdad que es un motivo de alegría ver en ellos un ejemplo de perseverancia queriéndose y superando conflictos y crisis? Igualmente, en las reuniones de equipos mixtos su experiencia tiene un valor enorme. Y lo mismo, la lección que muchos de ellos nos enseñan sobreponiéndose a sus enfermedades y sufrimientos, ofreciéndolos al pie de la cruz, unidos a la pasión de Jesucristo. O por ejemplo, ante la pérdida de sus parejas y seres queridos, junto al desgarro de la ausencia, el testimonio de su esperanza confiada, seguros del futuro reencuentro.

logo_manos_Lares_CVLa sociedad actual, si bien los cuida y se preocupa por atenderlos sobre todo en los aspectos sanitarios, también muchas veces los aparta y otras veces son ellos mismos los que se autoexcluyen. Pero es un error, necesitamos encontrarlos, verlos en todos los ambientes aunque solo sea para aprender de ellos a envejecer.

Pero es que además, incluso aquellos físicamente más mermados, todavía pueden ofrecer a los equipos el don más preciado, su oración. Muchos de nosotros andamos con prisas y agobiados, y relegamos ese tiempo de encuentro con el Señor, a unos breves momentos intercalados entre nuestras ocupaciones, mientras que ellos pueden hacerlo con mayor dedicación e intensidad. Sin duda, son los mejores intercesores que podemos encontrar.

El próximo 6 de abril estamos convocados todos a la Convivencia General en el Seminario Menor de Xàtiva. Hagamos lo posible por que nuestros mayores puedan asistir, facilitándoles el desplazamiento, quedando con ellos y si hace falta recogiéndolos en sus casas, no perdamos la ocasión de contar con su presencia. Es mucho lo que continúan ofreciéndonos. Nuestro movimiento es muy rico, no porque seamos muchos, sino porque en él nos encontramos distintas generaciones, dispuestos a acompañarnos, acogernos, encontrarnos y ayudarnos mutuamente.

José Miguel Nemesio y Tere Górriz

Responsables Regionales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies